Senderistas de Valdearenales preparan "La berrea"

Organizan una marcha a la Sierra de Utrera para escuchar y ver el periodo de celo de los ciervos

Ciervos en pleno periodo de la berrea. Cedida
NATURALEZA Partirán en vehículos desde el pabellón municipal "La encina", lugar habitual de los inicios de las marchas, hacia la vecina localidad de Manchita a unos 8 kms. de distancia con relación a Guareña. Subirán al lugar conocido por el refugio y desde este punto iniciarán la ruta para ver a los ciervos en su periodo de celo. "El amanecer es la mejor hora para poder avistar a los animales en esta época", aseguran. Recomiendan a los senderistas para esta marcha vayan provistos de prismáticos y permanezcan en silencio durante la ruta para no espantar a los ciervos "y así poder disfrutar de este espectáculo de la dehesa extremeña", dicen.

La berrea
Parece que es un atractivo turístico, pero realmente ¿cómo comienza y qué es la berrea? Este periodo se inicia a comienzos del otoño, normalmente a finales de septiembre. Los ciervos se encuentran en su máximo esplendor al comenzar la temporada, los machos adultos están fuertes y sus cuernas, que han estado creciendo desde la primavera, presentan su tamaño definitivo y el color marrón característico, e intentan adueñarse de un territorio. Las ciervas por su parte están preparadas para concebir. Las demostraciones de poder de los machos incluyen los berreos y luchas rituales no sangrientas, en las que utilizan su cornamenta. Los territorios preferidos son en los que las hembras deban beber o alimentarse. Los machos adultos emiten unos sonidos guturales característicos, conocidos como "la berrea", con la intención de atraer a las hembras y demostrar su fortaleza y superioridad con respecto a los demás ciervos. Los machos ganadores reúnen harenes de hasta 50 hembras y serán los que se apareen con un mayor número de ellas.

El violento choque de las cornamentas y los sonidos de la berrea ofrecen un espectáculo natural que vale la pena vivir en directo. Finalmente, tras días de luchas agotadoras, los machos vencedores son los que atraerán a un mayor número de hembras y comienza el proceso de apareamiento. Ocho meses más tarde, durante el mes de mayo, nacerán los cervatillos (jabatos), que acompañarán a sus madres hasta el siguiente parto.

En Extremadura hay muchos lugares en los que se puede contemplar la berrea, Sierra de San Pedro, en el Parque Nacional de Monfragüe, la reserva del Cíjara y el valle de Guadalupe, Herrera del Duque o Helechosa de los Montes, Las Hurdes, Tentudía, etc. Pero cerca de la población de Guareña, en la reserva de Manchita, es el lugar idóneo por el que han elegido los senderistas de Valdearenales vivir la berrea en primera persona, en vivo y en directo.