"El ladrillazo energético de Valverde de Mérida afectará a Guareña"

Así lo expresan indignado desde Térmicas NO Guareña con la vía libre de implantación de una Central Térmica de Ciclo Combinado de 1.100 Mw

José Manuel Nogales y Tomás Cortés enojados con las Térmicas. Foto: Pedro Fernández
ENERGÍA ELÉCTRICA Es el caso del colectivo Térmicas No de Guareña que se muestra indignado con los partidos mayoritarios de la localidad ante la Autorización que el Gobierno de Extremadura hace unos días ha dado a la Central Térmica de Valverde de Mérida, según manifiesta su portavoz Tomás Cortés Ruiz, "estamos totalmente indignados con los partidos mayoritarios de Guareña, y se hubiera acabado ya esto si los políticos locales, al unísono, hubieran negado rotundamente a este tipo de industria, manifestándose en sus asambleas, en la calle y apoyando a las plataformas ciudadanas, al igual que lo hicieron cuando aprobaron una moción en contra de la centrales térmicas", recuerda Cortés aludiendo a una declaración institucional consensuada  y presentada en el Ayuntamiento por PSOE, PP e IU el 2 de agosto de 2007, quienes se declararon en contra de las CTCC proyectadas en Alange, La Zarza y Valverde de Mérida. "La moción sólo quedó en eso, en papel mojado y a dormir, es preferible que digan que están a favor y así no engañan al ciudadano", dice.
 
Tomás Cortés quiere quedar claro que la Plataforma Térmicas No, de Guareña, no pertenece a ningún partido político, "poner este tipo de industria altamente contaminante del tipo G, es una decisión política; no entendemos ni entenderemos que los dos partidos políticos locales más votados, PSOE y PP, no hayan contando con nuestra asociación en los programas electorales, y sin embargo argumentan que hablaron con todas las asociaciones locales, ¿a quién o quienes representan? A sus votantes, a la doctrina del partido, o a los intereses económicos de las grandes eléctricas", se pregunta indignado.

Humos
También el portavoz de la Federación de Térmicas NO en Extremadura, y presidente de Térmicas NO La Zarza, José Manuel Nogales Galán, se siente irritado con este tema. "Las Centrales Térmicas en proyecto de La Zarza, Alange y Valverde de Mérida afectan seriamente a Guareña y su comarca, nos podemos llevar gratuitamente sus humos, destrucción de trabajo, los índices de O3 Ozono troposférico son elevado, enfermedades respiratorias, etc.", declara. "A la vista de lo que está sucediendo, nunca ha tenido sentido instalar centrales térmicas en Extremadura y mucho menos ahora, dice, por lo que iría en contra del interés social que el Ministerio de Industria concediera la Autorización Administrativa y menos aún la Utilidad Pública al proyecto de central térmica de ciclo combinado de Valverde de Mérida, ya que además de no ser necesaria, como reconoce el propio Ministerio, haría aumentar el precio de la electricidad a los ciudadanos españoles, si llegara a instalarse", declara Nogales.

Los dos expresan que quieren empleos como cualquier ciudadano, "pero no este tipo de empleo, que destruye empleo y además es escaso, pagándolo todos los españoles con subvenciones para grandes multinacionales, ese dinero, dicen, se podría quedar para generar empleos autóctonos y no empleo de arrodillados a empresas con matrices en otros países, donde la mayoría de la inversión no se queda ni en Extremadura ni en España", aseveran.

Les hubiera gustado que en estos años se hubiera informado a la población, y a las localidades afectadas, de los beneficios o perjuicios de la Centrales Térmicas de Ciclo Combinado por parte de las autoridades competentes, "bien haciendo debates, foros de opinión u otros sistemas de participación creando inquietud ciudadana por informarse y debatir", indica Tomás Cortés.
 
Reconoce éste haberse sentido despreciado por los políticos, "como decía hace unos días el presidente del gobierno, no hay mejor desprecio que no hacer aprecio, pues así nos hemos sentido nosotros estos años por parte de las personas que nos gobiernan y algún partido de la oposición en el municipio", muestra indignado Cortés Ruiz.

Térmicas NO, ha pedido en numerosas ocasiones a Sanidad del Gobierno extremeño un estudio epidemiológico de la zona para contractar hoy y poderlo hacer también mañana, pero no lo tienen y aún lo esperan, "¿por qué no se hace?, si dicen que no afecta a nuestra salud, ¿a qué tienen miedo?", se pregunta Tomás.

El Acuerdo para el Desarrollo Sostenible de Extremadura (ADESE), con duración hasta 2020, contempla la instalación de una central térmica de 850 megavatios, "sin embargo la Central de Valverde de Mérida no cumple el ADESE y ya tiene una potencia de 1.100 megavatios", detalla.

Ladrillazo energético

"Estamos viendo continuamente como a este tipo de empresa se les favoreces en los trámites continuamente mientras que autónomos y pequeños industriales tienen muchas trabas a la hora de ampliar o implantar su negocio.  Una forma de parar esto  es la vía judicial en la que estamos actualmente inmersos, estamos presentando recursos de alzadas y contenciosos administrativos, vemos que la justicia es lenta, luego poco justa, además de costosa económicamente, nuestras acciones no son gratis", informa Cortés. Por ello piden a simpatizantes y colaboradores que participen activamente de forma desinteresada "para parar este monstruo, este ladrillazo energético que nos costará dinero a todos, pues están actualmente subvencionadas por el estado español, simplemente por no producir, unas subvenciones que pagaremos todos en el recibo de la luz", concluye Tomás Cortés.