Javier Juez dio la victoria al Guareña

El Ilipense siempre dio la cara y al final cayó por la mínima 1-0 en un campo impracticable de fútbol

Javier Serradilla y su equipo sacaron otros tres puntos adelante pese al difícil rival y lo impracticable del terreno de juego. Foto: Pedro Fernández
FÚTBOL Mala se puso la tarde de agua sobre el cargado césped del Municipal La Noria que había recibido en las últimas horas muchos litros de agua, no sólo en la noche sino a lo largo de toda la semana. Impracticable en la mayoría de las acciones donde el esférico no rodaba y eso hacía peligrar labores de defensa por uno y otro bando.

Los equipos alinearon su once de gala, por el CP Guareña: Pedro Ángel, Emilio, Pedro José, Andrés, Muñoz, Antoñito, López, Darío, Luis, Javier Juez y Juan Carlos. En el banquillo a las órdenes de Francisco Javier Serradilla estuvieron Alex, Michael, Carlos Romero, Joaquín e Iván. Por el Ilipense Zalamea: Jony, Manuel, Samuel, Aitor, Javi, Cartón, Jesús, Cristian, Vicente, Víctor y Luis Enrique. En el banquillo a las órdenes del técnico José Luis Muñoz, estuvieron Manuel, Miguel, Abel, Calvo y Pedro.

Pese a la tarde gris sobre el municipal La Noria el estadio registró una aceptable entrada, más que en las buenas tardes de fútbol, quizás se debiera a la rivalidad que siempre mantuvo los dos equipos. Si partido había abajo en el difícil terreno de juego, también lo había en las gradas por ver quién mantenía mejor los cánticos en favor de su equipo, los ilipenses no bajaron en ningún momento los ánimos y en su desplazamiento a Guareña se llevaron sus instrumentos de acompañamiento para animar a su equipo.

Antonio Plaza Melchor fue el árbitro del partido acompañado de sus líneas Carmelo Romero Correa e Isidro González Valladares. Mucho trabajo por el barro reinante del campo y lo difícil de mantenerse en equilibrio por ambos equipos, lo que obligó al colegiado mostrar algunas tarjetas siempre protestadas por el equipo infractor.

Gol
El Guareña vistió su segunda equipación de azul en un auténtico barrizal por casi todo el rectángulo y piscina por otras zonas del mismo. En la segunda parte rodeado de contrarios y pasada la media hora de juego, Javier Juez, último fichaje del equipo, se inventa un movimiento en una baldosa embarrada que dispara raso sobre el lado izquierdo de Jony que sólo quedó para ir mirando el esférico camino del gol. Un único gol que continúa las aspiraciones del Guareña después del fiasco en Usagre la pasada jornada tras perder dos puntos en un empate a dos, porque el equipo está llamado a ganar tanto en casa como a domicilio, por eso nunca gusta un empate. Y hoy supo ganar ante un difícil rival que a punto estuvo de empatar en las botas de Luis Enrique al final del encuentro, pero la justicia sonrió al Guareña con los tres puntos que se quedaron en casa.