Trabajadores y compañero de José García-Margallo, de la empresa Hijos de Jacinto Guillén (al fondo y a la izda.) ayer en el entierro de la familia en Don Benito.
Trabajadores y compañero de José García-Margallo, de la empresa Hijos de Jacinto Guillén (al fondo y a la izda.) ayer en el entierro de la familia en Don Benito. / Brígido

Un trabajador de Guareña muere junto a tres miembros de su familia en Jerte

  • SUCESO

  • José García-Margallo trabajaba en la empresa distribuidora Hijos de Jacinto Guillén y encontró la muerte el pasado jueves cuando practicaba barranquismo con su familia, sólo el pequeño de 6 años se salvó y queda huérfano. Ayer tuvo lugar el sepelio en Don Benito donde acudieron la plantilla de trabajadores a despedir a su compañero García-Margallo.

Ayer viernes 7 de julio amanecía la empresa Hijos de Jacinto Guillén, situada en el polígono industrial ‘La Alberca’ de Guareña, cerrada y con esquela mortuoria en la puerta lamentando e informando del sepelio de uno de sus trabajadores, José García-Margallo Solo de Zaldívar, que tendría lugar por la tarde a partir de las 18.30 horas en la iglesia parroquial de Santiago, en la vecina ciudad de Don Benito, por las consecuencias trágicas de un accidente haciendo barranquismo que sufrió su familia, en la que perecieron su mujer, Macarena Guisado, y sus dos hijas, Lourdes y Macarena, de 9 y 11 años, respectivamente.

Los medios de comunicación lanzaban la noticia de la muerte de un matrimonio y dos de sus tres hijos cuando practicaban barranquismo en Jerte (Cáceres). Sólo el menor de 6 años y el monitor que les acompañaba sobrevivieron a la crecida de agua que les arrastró en el Barranco de Hoyos.

El matrimonio estaba formado por José García-Margallo Solo de Zaldívar, trabajador en Guareña, y Macarena Guisado, ambos de 43 años, y sus dos hijas, Lourdes y Macarena, de 9 y 11 años, perdieron la vida el pasado jueves 6 de julio cuando practicaban deporte, barranquismo en el Barranco de los Hoyos, en Jerte. El quinto miembro de la familia, Joaquín, de 6 años, resultó herido leve y fue trasladado al hospital Virgen del Puerto de Plasencia, donde recibió también la primera ayuda psicológica.

José García-Margallo.

José García-Margallo. / HOY

Al parecer estaban disfrutando de unos días de descanso. Se habían alojado en unos apartamentos rurales de Navaconcejo, a unos 40 kilómetros de Plasencia, y en la mañana del jueves habían quedado con un monitor para practicar barranquismo en el conocido como Barranco de los Hoyos.

Se trata de una garganta pequeña que nace en el Monte Traslasierra, ubicada en la zona norte de Jerte, que limita con el Ambroz, y que discurre próxima a otra garganta más grande, la de los Papúos, con la que finalmente se une ya cerca del pueblo para terminar en el río que da nombre a la localidad.

Sobre las diez de la mañana la familia acudió hasta la oficina de turismo, situada en la misma N-110, al final del pueblo y enfrente del consultorio médico. Allí habían quedado con el monitor que les acompañaría a hacer barranquismo. Un deporte de aventura que se practica en los cañones o barrancos de un río, que consiste en descender por el cauce de una garganta afrontando los obstáculos que se vayan presentando, tales como saltos, toboganes, rápeles...

La práctica de este deporte fue la que llevó a la familia dombenitense hasta la oficina de turismo. Desde allí subieron hasta el Barranco de los Hoyos, que tiene un recorrido fácil y asequible para los que se inician en este deporte.

Sin embargo, la fatalidad quiso que pasadas las once y media de la mañana, cuando los cinco miembros de la familia y el monitor se encontraban a unos 300 metros de una toma antigua de Jerte, aproximadamente en el medio del recorrido apto para el barranquismo en este espacio, una crecida les arrastrara. Fue el monitor el que dio la voz de alarma. «El que llamó al 112 y puso todo el dispositivo en marcha», aseguró Gabriel Iglesias Sánchez, alcalde de Jerte. El Centro de Emergencias activó un plan de búsqueda y localización en el que han intervenido miembros de la Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja, buceadores, personal sanitario y un helicóptero.

A más de dos kilómetros

Este dispositivo permitió localizar en un primer momento a los tres menores, a las dos niñas de 9 y 11 años y al niño de 6 años, en el propio barranco. El menor de la familia presentaba heridas leves, pero no fue el caso de sus hermanas. A diferencia de estas, el menor no había sido arrastrado por el agua. Por eso, los muchos esfuerzos que se hicieron por reanimar durante más de dos horas a las niñas, según informó la delegada del Gobierno, Cristina Herrera, no sirvieron para nada.

Gráfico de barranquismo.

Gráfico de barranquismo. / Lucas Garra.

Bastante más complicado fue encontrar y rescatar los cadáveres de sus padres. Según los vecinos de Jerte, fueron otros turistas que practicaban barranquismo en la Garganta de los Papúos, la zona a la que acuden no ya los de iniciación, sino los que tienen pericia en este deporte, los que encontraron el cadáver del padre, en esta garganta con la que conecta el barranco. Y mucho más lejos de donde supuestamente sufrieron la caída por la tromba de agua, hallaron a la madre. Fue en la zona conocida como ‘charco de tenería’, al final de la Garganta de los Papúos, muy próxima ya a la piscina natural del pueblo, a unos dos kilómetros de distancia del lugar donde la crecida pilló por sorpresa a la familia y al monitor.

Porque además de las lluvias de la noche, desde la mañana de ayer hasta primera hora de la tarde, cuando se lograron rescatar los cadáveres de los progenitores, también llovió con mucha fuerza en Jerte. No en vano, el Centro de Urgencias y Emergencias de Extremadura había activado el aviso amarillo por lluvias y tormentas en las comarcas del Tajo, Alagón, Villuercas, Montánchez, La Siberia y zona norte de la provincia de Cáceres, donde su ubica el municipio de Jerte. De hecho, esta zona registró el jueves intensas lluvias, entre 34 y 52 litros por metro cuadrado. Una situación, por tanto, que dificultó de forma notable las tareas de localización y rescate. Y el tráfico en general en la propia N-110, una carretera nacional que se convirtió en un ir y venir de decenas de vehículos de los diferentes cuerpos de seguridad y servicios que acudieron en auxilio de las víctimas.

El propio consultorio médico se convirtió, de hecho, en un centro operativo improvisado y lugar al que se fueron trasladando los cadáveres. Ante la mirada triste y silenciosa de los muchos vecinos de Jerte que supervisaron el desarrollo de un operativo que según avanzaban las horas, desde que el monitor dio el aviso, fue confirmando las peores previsiones. Hasta que pasadas las tres de la tarde, la delegada del Gobierno, Cristina Herrera, confirmó que finamente habían muerto cuatro de los cinco miembros de la familia, y mostró su pesar en Jerte, hasta donde se desplazó para conocer lo ocurrido.

Empresa que ayer se encontraba cerrada en señal de duelo por el trabajador fallecido.

Empresa que ayer se encontraba cerrada en señal de duelo por el trabajador fallecido. / Pedro Fernández.

Entierro

Ayer por la tarde tendría lugar el sepelio de los cuatro miembros de la familia en la iglesia de Santiago, en la vecina ciudad de Don Benito. HOY Guareña pudo contactar con uno de los compañeros de trabajo del fallecido José García-Margallo, quien trabajaba en la distribuidora eléctrica Hijos de Jacinto Guillén, sita en el polígono industrial ‘La Alberca’ de Guareña, y lamentaba la pérdida de su compañero “porque era un trabajador y compañero excelente”, así decía Francisco Romero en su lamento por lo sucedido a su compañero y a su familia. La plantilla de trabajadores de Guareña se sumaron al dolor y la pérdida de su compañero.

Por otra parte, el alcalde de Guareña, Abel González, también tuvo palabras de condolencia y trasladó su más sentido pésame por la pérdida de este trabajador en una empresa de Guareña cuando practicaba deporte junto a su familia.

HOY

HOYGuareña

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • Ayuntamiento de Guareña
    • Anunciantes