La familia de Luis Chamizo propone a Monago que la Junta tenga la custodia de la biblioteca y despacho del poeta

Y el pueblo de Guareña sea el lugar donde se ubique el legado de su Hijo Predilecto

Última foto en vida de Luis Chamizo
CULTURA El presidente del gobierno extremeño recibió a la nieta del poeta, Marisol Zelaya Chamizo, en la sede de la Presidencia de la Junta de Extremadura, para escuchar de primera mano el deseo de la familia del poeta en trasladar parte de su legado a  Extremadura, concretamente a su patria chica Guareña, la localidad donde le vio nacer un 7 de noviembre de 1894. Durante el encuentro, al que también estuvo presente la Consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, también hablaron de otras cuestiones de difusión de la obra chamiciana por la región y volver a recuperar la imagen del autor de "El miajón de los castúos" como el gran poeta que fue. El Ayuntamiento acordó por unanimidad, el 3 de junio de 1994, nombrar a Luis Chamizo Triguero, en el Iº Centenario de su nacimiento, Hijo Predilecto de la Villa de Guareña, por su labor poética que exaltó las virtudes del castúo y de la madre tierra.
Actualmente parte del legado de Chamizo se encuentra en Guadalcanal (Sevilla). Allí vivió unos años con su familia, su mujer Virtudes Cordo Nogales, y sus cinco hijas que fueron naciendo desde 1924 hasta 1932, María Luisa, María Victoria, María Virtudes, Consolación y María Asunción, por este orden. En su despacho sevillano Chamizo escribe parte de su obra, dos aún están inéditas, y se empapa de otros ilustres de las letras llegando a reunir una gran colección de volúmenes en su biblioteca personal. Ambas cosas, despacho y biblioteca, quiere su hija mayor María Luisa que, sean trasladadas a Guareña para que sirva de estudio e investigación de cualquier ciudadano del mundo.