Venció 2-1 el Guareña al Cerro de Reyes y los pacenses ascienden a Preferente

Los de Soriano jugaron 70 minutos con un hombre menos, ocasiones locales fallidas, y el 2-1 de Juanma, marcaron lo más destacado de un merecido ascenso a Preferente

El equipo se despide y felicita a la afición por su apoyo incondicional en esta eliminatoria contra el Cerro de Reyes. Foto: Pedro Fernández
ASCENSO A PREFERENTE No hubo sueño para la afición guareñense que se dejaron las gargantas para empujar con ánimos a su equipo porque el listón marcado por el Cerro de Reyes en el José Pache era prácticamente imposible. Pero la afición "NoriaRed" consiguió otro 10 por demostrar ser fieles hasta el final. Ya lo manifestaron en Badajoz y también lo hicieron ayer por la tarde desplegando sus pancartas, animando continuamente y haciendo salir al equipo de vestuarios al final del choque para felicitarles por la lucha enconada que tuvieron contra los pacenses.

CP Guareña: Pedro Ángel (Michael), Andrés, Toledo, Muñoz, Pedro, Antonio (Menayo), Juan Carlos (David), Darío, Ramón, López (Julio) y Javier (Carlos). Se sentó en el banquillo Raúl Granero por la expulsión en Badajoz de Javier Serradilla "por protestar insistentemente", según el árbitro, y no prosperar el recurso del equipo. El míster tubo que dirigir a sus hombres desde la grada teniendo de puente con el banquillo a Palmerín.

Cerro de Reyes: José Manuel (Víctor), Boby, J. Enrique (Riki), Rubén, Dani, Alex, Mario, Yiropa (Francis), Juanma, Aly, y Krikri (Alex Díaz). Entrenador, Juan Antonio Soriano.

Nuevamente arbitraba Jacinto Fernández, el mismo colegiado que lo hizo frente a La Serradilla en La Noria. Supo controlar el partido pese a lo complicado que se veía venir, los líneas Gabriel Pino y Alejandro Correa tuvieron también trabajo con los fueras de juego y protestas de los jugadores. Valientes en sus decisiones. No era fácil el partido.

El Cerro se plantaba claramente en el césped de la Noria con un sólo punta, Juanma, y bien marcando a los hombres peligrosos del Guareña. El jugador número 10, Aly, entraba por la izquierda y Andrés se encargaba de vigilarlo pasando Muñoz al centro y Toledo en acciones defensivas, dejando a Ramón en banda por la izquierda y a Juan Carlos por la derecha. Así era cómo Serradilla planteaba la contienda, valiente y a por el partido, quería que se ganara en casa para demostrar que el Cerro no era tan superior.

Gol del Guareña

Los hombres de Soriano estaban muy bien cerrados y costaba abrir huecos, en una acción inesperada y muy protestada por los visitantes, el árbitro señala penalti y segunda amarilla a Dani que tiene que abandonar el campo. Lo lanza Darío y marca el 1-0 en el minuto 21.
Hay muchos nervios en las gradas y en el campo, se anula un gol al Cerro y en la contra Javier Juez dispone de una ocasión para establecer el 2-0 que opta por pasar a López, la decisión más difícil. Se suceden las ocasiones pero no se consigue el gol. El Cerro de Reyes aguanta el primer tiempo y sabe que con uno menos hay que sufrir.

La segunda parte comienza con el oficio de pérdida de tiempo por parte de los visitantes, el tiempo corre a su favor y el resultado denota ascenso asegurado. El Guareña sigue a lo suyo, hilvanando jugadas con Ramón, en una de ellas, centra y Javi realiza el mejor control con broche de golazo que hace vibrar las gradas y tribuna de La Noria. Pero a los 25 minutos la mala fortuna sonríe al Guareña, Pedro Ángel no ataja por alto un balón fácil que lo aprovecha Juanma y establece el definitivo 2-1. El gol es acusado por el equipo y el gaste físico también, se da cuenta Soriano y anima contratacar con apoyos. A la media hora marca el Cerro y el línea señala fuera de juego muy protestado por el banquillo visitante. Julio tendría una clara ocasión de gol pero el marcador ya no se movió.

Declaraciones

Javier Serradilla felicitaba al adversario y agradecía a la afición su apoyo incondicional, "hemos demostrado que no son superiores a nosotros,  pero el déficit del partido de ida nos hizo daño y allí perdimos la eliminatoria, en el cómputo global es justo su ascenso", declaró al final del encuentro.

Juan Antonio Soriano estaba feliz y repartiendo cava entre los aficionados pacenses, reconocía el esfuerzo de su equipo con un hombre menos, "hemos jugado con uno menos en 70 minutos y hemos aguantado los ataques ofensivos y duros del Guareña, que es un buen equipo en casa; nos ha costado mucho, nuestro gol les ha dolido y se han venido abajo físicamente", manifestó  Soriano felicitando a sus jugadores y al Guareña.