Un robot se encarga de limpiar todos los días el fondo de la piscina municipal

Este proyecto supone mayor calidad, tras haber comprobado la utilidad del robot, y no solo mejora la limpieza de las piscinas, sino que, además, facilita la ingrata tarea a los trabajadores

Se aprecia en la imagen el robot en el fondo de la piscina municipal de Guareña y en primer término el panel de control. Foto: Pedro Fernández Lozano
PISCINA MUNICIPAL

Este aparato garantiza que el limpia fondos de piscina robotizado no presenta defectos de fabricación ni en los materiales con el uso normal, sujeto a las condiciones y limitaciones que se describen en su manual.

Tiene dos años de duración de garantía para las partes principales, motores de impulsión, motores de bomba, los cables y la fuente de alimentación eléctrica (transformador).

Esta maquinaria requiere mantenimiento en conformidad con las instrucciones del operador, o persona que manipulará y cuidará su uso.

Este robot tiene una serie de componentes, el propio limpiapiscinas, un control remoto, un panel de control, un larguísimo cable flotante, y un conjunto de filtro. El robot se sumerge en el vaso de la piscina cuidadosamente por parte del operario de turno y, previa programación, se desliza y se mueve lentamente por el fondo de la piscina sin una regla fija de trazado, ajustando el tiempo de actuación en limpiar todo el fondo de la piscina municipal. Una vez que finaliza su trabajo lo recomendable es limpiar la bolsa del filtro que lleva después de cada ciclo de limpieza.

Sin duda es la novedad de este verano en la piscina y se ha conseguido por el anterior gobierno a través del Plan Revitaliza. Se trata de dos robots y uno más pequeño para la piscina más pequeña de las dos municipales que cuenta el recinto municipal.

Los responsables municipales creen que este proyecto supone mayor calidad, tras haber comprobado la utilidad del robot, y no solo mejora la limpieza de las piscinas, sino que, además, facilita la ingrata tarea a los trabajadores.