Los codirectores del Turuñuelo recogieron el Premio que le concedió la Fundación Palarq

Esther Rodríguez y Sebastián Celestino recogieron el Premio que le concedió la Fundación Palarq por el proyecto Tarteso./Cedida
Esther Rodríguez y Sebastián Celestino recogieron el Premio que le concedió la Fundación Palarq por el proyecto Tarteso. / Cedida

Sebastián Celestino y Esther Pérez, consideran este reconocimiento a todo el equipo que ha trabajo en el proyecto realizado en estos años. El alcalde de Guareña y el delegado de cultura también asistieron al acto celebrado el pasado lunes en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Los codirectores del yacimiento arqueológico de Casas del Turuñuelo, en el término municipal de Guareña, Sebastián Celestino y Esther Rodríguez, y a su vez directores del proyecto 'Construyendo Tartesos', recibieron el pasado lunes 26 de noviembre el Primer Premio Nacional de Arqueología y Paleontología que le entregó la Fundación Palarq. Un premio dotado con 80.000 euros con el que se reconoce «la originalidad y excelencia de este trabajo», según palabras del presidente de la Fundación, Antonio Gallardo Ballart, quien manifestó que este proyecto «ilumina el mito de Tartesos trasladándolo a la realidad y acercándolo a la sociedad los resultados de una investigación arqueológica puntera».

El jurado de Palarq destacó asimismo no sólo la calidad de la investigación sino lo destacable del trabajo de campo «y los beneficios de futuro que presenta el proyecto».

La entrega del premio se produjo en el Museo de Arqueología Nacional (MAN) y al acto estuvieron presentes el alcalde de Guareña, Abel González, y el edil de cultura, José Luis Álvarez. También asistió el concejal de obras Juan Carlos Fernández.

Mesa presidencial en el Museo Arqueológico Nacional.
Mesa presidencial en el Museo Arqueológico Nacional. / Construyendo Tarteso.

Guareña podría disfrutar de un enclave histórico y turístico en cuanto al estudio de la cultura de Tartesos, ya que, el edificio descubierto en El Turuñuelo, hasta la fecha, «es el edificio prehistórico mejor conservado del Mediterráneo Occidental«, según informa el ayuntamien de Guareña.

El proyecto 'Construyendo Tartesos' tiene como objetivo principal el estudio de la cultura tartésica en el valle del Guadiana. Dicho proyecto comprende otros yacimientos en el valle medio del Guadiana, como Cancho Roano y el Tamborrio, siendo los de El Turuñuelo los mejores conservados y con más facilidad de acceso para su estudio.

Las excavaciones de 'Casas del Turuñuelo' plantean otras líneas de investigación y arrojan nueva luz sobre la importancia y extensión de la cultura de Tartesos que comprende los siglos VIII y IV a. C. Investigaciones que plantean la hipótesis de que un drástico cambio climático empujase a estas poblaciones a abandonar el territorio que está siendo estudiado.

La apuesta de futuro que estos descubrimientos significan para la localidad de Guareña «podría situarnos en una posición turística beneficiosa para la economía local y regional, pero también en innovación tecnológica. Hablamos de yacimientos con valor histórico y educativo, en el que las nuevas tecnologías podrían llevarnos a conocer mucho mejor nuestra historia», informan desde el consistorio municipal.

Directores del yacimiento Casas del Turuñuelo y representantes políticos del ayuntamiento de Guareña.
Directores del yacimiento Casas del Turuñuelo y representantes políticos del ayuntamiento de Guareña. / Construyendo Tarteso.

Opiniones de los protagonistas

Sebastián Celestino cree que «es un reconocimiento al trabajo realizado durante estos años; y personalmente me ha hecho muy feliz por el magnífico equipo que trabaja con nosotros y que han visto recompensados sus esfuerzos».

Por su parte Esther Rodríguez, también muestra su satisfacción. «Es una recompensa a todos los esfuerzos que dedicamos al proyecto. Pero lo que más me alegra es que también sea un aliciente para todos aquellos compañeros que colaboran con nosotros de manera voluntaria, pues demuestra que el trabajo que realizan va por la senda correcta». Y considera además que es un reconocimiento que «nos muestra que vamos en el buen camino. Ahora debemos continuar creciendo, incorporando nuevos profesionales y superándonos a nosotros mismos».

Para el alcalde de Guareña, Abel González, este premio «supone que sus tierras tengan uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo. Y como tal Guareña será conocido a nivel nacional e internacional; algo que deberemos aprovechar no sólo para ser conocidos sino también para el turismo».

 

Fotos

Vídeos