Al Guareña le falta una victoria fuera de casa para conseguir mentalidad ganadora a domicilio.

Foto de archivo del Guareña en un partido jugado en La Noria./Pedro Fernández
Foto de archivo del Guareña en un partido jugado en La Noria. / Pedro Fernández

Esta vez perdió en Berlanga 2-1 después de estrellar un balón al larguero, otro al palo y un par de ocasiones más que el portero detuvo; todo eso en la primera parte, con lo que Sergio Cano cree haberse esfumado un merecido empate. Los infantiles del Guareña se retiraron del campo en Santa Amalia cuando transcurría 5 minutos de juego «ante el ultraje y la humillación que se estaba sometiendo» al equipo por parte del árbitro.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Se llevan 12 jornadas del campeonato de liga Primera División Extremeña, grupo III, y el Guareña no es capaz de ganar a domicilio ningún partido. El pasado domingo perdía en Berlanga 2-1 y no consigue agarrarse a los puestos de playoff. Es séptimo con 18 puntos, ocho menos que el cuarto de la tabla. El próximo compromiso será contra el Gran Maestre que lleva un punto menos.

Sergio Cano reconoce que su equipo no mereció perder, «pero tampoco ganar», declaró a HOY Guareña. No sabemos realmente qué le pasa al Guareña que no consigue una victoria a domicilio. El míster Cano narra el partido y dice que el encuentro empezó siendo para sus hombres, «nosotros fuimos superiores con dos ocasiones muy claras para ponernos por delante que fallamos, a renglón seguido nos hicieron el 1-0, de ahí hasta el final de la primera parte nos descolocamos y sufrimos, llegando el 2-0 al descanso». En la segunda parte, prosigue, «estrellamos un balón en el larguero, otro en el palo y un par de ocasiones más que su portero detuvo, y nos hubiéramos merecido el empate, pero no pudo ser».

¿Al Guareña le cambia la mentalidad cuando juega fuera?, le preguntamos al entrenador Sergio Cano. «Pues sinceramente es extraño lo que nos pasa fuera de casa, porque competimos muy bien contra el Villafranca y en Fuente de Cantos, pero luego con equipos en teoría inferiores a nosotros, pues nos cuesta más. Obviamente si queremos estar en playoff es algo que debemos corregir sí o sí«.

El Guareña jugó con Mario (Diego Mancha), Diego (Javi Juez), Ismael, Andrés (Darío), Juanma, Javi Bravo (Jaime Maraña), José Toledo, Manu, Cristian, Antoñito (David Gómez) y Álvaro Pla. El único gol del equipo lo marcó David Gómez en los finales del partido (minuto 84). El 1-0, Jacobo en el 17 y el 2-0, Luis Barragán en el 40.

Comunicado del CP Guareña

Desde el CP Guareña se difunde un comunicado, denunciando conjuntamente entre directiva del club, monitores del equipo infantil, niños y padres, con respecto al «atropello sufrido por nuestro equipo infantil en la mañana de hoy (por el sábado a las 10.30 horas) en la localidad de Santa Amalia«. Dicen que lo vivido fue «más allá de la mala suerte y el azar«; que son varios años visitando la localidad de Santa Amalia »y siempre con árbitros locales… pero hoy nos hemos visto obligados a abandonar el partido al poco de comenzar por primera vez en la historia de nuestro club«, rezaba el comunicado lanzado en la red desde el club polideportivo Guareña.

Vistos los antecedentes el presidente, José Ángel Flores, solicitó a la Federación Extremeña de Fútbol un árbitro neutral «y para nuestra sorpresa el colegiado vuelve a ser de Santa Amalia»

«Comienza el partido y en el minuto uno y en una disputa fuera del área el árbitro señala penalti ante la sorpresa de los jugadores de ambos equipos. Anotan el penalty y al sacar de mediocampo nos quedamos en mano a mano contra su portería, el portero sale del área tocando el balón con las manos y el árbitro no señala nada, un minuto después el balón llega a nuestro último defensa el cual es agarrado claramente de la camiseta por un jugador del Santa Amalia, el árbitro no pita falta se quedan solos para marcar el 2-0 en tres minutos. En ese momento nuestros niños, que a nadie se le olvide que son niños de 11 años, rompen a llorar de la impotencia en un panorama totalmente desolador, en ese momento tanto los padres como los monitores deciden retirar al equipo del terreno de juego ante el ultraje y la humillación a los que se les estaba sometiendo», explican en la información lanzada en la red.

Desde el club están dispuestos a aceptar la sanción que les emita la Federación por la decisión de abandonar el partido, «pero nunca vamos a permitir que nuestros niños sufran la humillación y el menosprecio de nadie«. »Enviamos nuestro mensaje de ánimo tanto a los monitores como a los niños que desgraciadamente tardarán en olvidar un día como el de hoy«.

 

Fotos

Vídeos