Niños de San Gregorio rescatan viejas costumbres en los días de Todos los Santos y Difuntos

Una de las tumbas del cementerio de Guareña./Pedro Fernández
Una de las tumbas del cementerio de Guareña. / Pedro Fernández

Así lo recogen en un trabajo elaborado por alumnos de 5º de Primaria del colegio San Gregorio, coordinados por sus profesores Paco Rueda y Vicenta Ruiz.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Alumnos de 5º de Primaria del colegio CEIP San Gregorio, de Guareña, elaboran un trabajo sobre la festividad de Los Santos y Difuntos rescatando viejas costumbres una vez pasadas estas fechas los días 1 y 2 de noviembre. La labor investigada ha correspondido su redacción a los alumnos Miriam Palomares, Sheila Pérez, Rebeca Roldán, Claudia Toledo, David Polo, Marta Parras y Marta Ponce. Todos coordinados por sus profesores Paco Rueda y Vicenta Ruiz.

La religión católica celebra el día de Todos los Santos el 1 de noviembre y al día siguiente, la fiesta de los Fieles Difuntos, «son fiestas significativas por su origen religioso teniendo muchos años de historia», dicen.

En la fiesta del 1 de noviembre «se rinde tributo a todos los Santos canonizados, o no, que disfrutan de la presencia de Dios», y la fiesta de los Difuntos «tiene su origen a mediados del siglo IX, cuando el Papa Gregorio IV quiso que se conmemorara para honrar la memoria de todos nuestros fieles difuntos»; así justifica el equipo de alumnos el porqué de estas dos fechas.

Coinciden señalar que, en Guareña, el primer día tiene un carácter festivo y lúdico. «Desde tiempo inmemorial existía la costumbre de ir al campo a recoger bellotas, que con almendras e higos se unían para comerlos juntos en las llamadas boditas, tradición que se ha ido perdiendo poco a poco y que ojalá se recuperase«; y señalan que hoy en día estos productos se han visto sustituidos por la castaña, »que se suelen tomar asadas, tanto en la plaza de España como en las puertas del cementerio de la localidad«.

Argumentan en su trabajo que también era típico por estas fechas hacer farolitos de melón o de calabaza, que los niños lucían por las calles, costumbre que afortunadamente se está recuperando con gran éxito en las llamadas 'Rutas del Melón', iniciativa municipal.

Además, en estos días la repostería cobra también importancia «con la elaboración de buñuelos de viento«, un tipo de masa frita que se puede tomar solo o con relleno de crema o chocolate, »y huesos de santos«, dulces de almendra hechos con la masa del mazapán.

Igualmente han recogido algunos refranes que han encontrado alusivos al Día de los Santos: «Entre todos los Santos y Navidad/ es invierno de verdad», «Por los Santos nieve en los altos/ y en San Andrés nieve en los pies», y «Por todos los Santos/ anda el campo blanco».

Pero si por algo destacan en estos dos primeros días de noviembre en Guareña, «es por la tradición de venerar a nuestros difuntos«, dicen. Y cuentan que en los días previos a estas fechas, se puede ver una gran actividad en el cementerio: »se obran y blanquean nichos y panteones, se adecentan y se llenan de flores, culminando el Día de los Difuntos con el encendido de velas y celebración de la Santa Misa en el cementerio para venerar el alma de nuestros seres queridos ya desaparecidos, recordándolos y orando por ellos«.

Aseguran que existía la costumbre, «hace muchísimos años», de pasar el día en el cementerio. Narran que algunas personas, sobre todo los mayores, solían permanecer todo el día junto a las tumbas de sus difuntos, «para lo cual incluso se llevaban el almuerzo».

Algunos refranes referentes a este día son: «Como te ves, me vi,/ y como me ves, te verás», y «En el día de los difuntos/ memoria y frío van juntos».

Recogen estos alumnos en su trabajo que por estos días, coincidiendo con el cambio de tiempo, se inicia la temporada de matanzas («Quien mata en los Santos,/ en agosto come cantos»); aunque actualmente esta tradición va quedando en desuso. También era típico por estos días hacer «el destape« del vino nuevo de las pitarras «para comprobar su bondad», de ahí viene el dicho «Por los Santos en la bodega/ muchas gargantas se riegan».

Palabras y dichos en el Día de Difuntos

Entre las numerosas palabras referidas a este día de los Difuntos, citan: osario, ánimas, purgatorio, camposanto, tumbas, funerario, epitafio, exhumación, inhumación, panteón, cripta, etc. Y además, dichos y expresiones como: «más pesado que un luto en Guareña«, en alusión a la rigurosidad del duelo y permanecer mucho tiempo vestido de negro; »estar criando malvas«, refiere a ser enterrado en la tierra, en tumbas; e »irse al cortijo de los callaos«, por el silencio que muestra el cementerio.

Les cuentan sus abuelos que cuando éstos eran pequeños los asustaban con los cuentos de la llegada de la Santa Compaña (procesión de difuntos) «donde surgían leyendas de apariciones de muertos». Pero sostienen que esta cultura popular de cuentos y leyendas va desapareciendo y lamentan al mismo tiempo que queden en el olvido.

 

Fotos

Vídeos