¿Son sostenibles las pensiones? ¿hasta cuándo? ¿es viable el sistema público?

Foto archivo de una de las concentraciones de jubilados y pensionistas de Guareña en la plaza de España./Pedro Fernández
Foto archivo de una de las concentraciones de jubilados y pensionistas de Guareña en la plaza de España. / Pedro Fernández

Estas y otras cuestiones sobre las pensiones se abordarán esta tarde a partir de las 19.00 horas en una charla-coloquio en la Casa de la Cultura, organizada por la Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Guareña.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Charla y coloquio sobre las pensiones hoy viernes 23 de noviembre, a partir de las 19.00 horas en el Centro Cultural de Guareña, acto organizado por la Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Guareña, así como de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema de Público de Pensiones.

¿Son sostenibles las pensiones? ¿Hasta cuándo? ¿Se atrasará más la edad de jubilación? Entonces, ¿cobraré mi pensión?, ¿Es viable el sistema público de pensiones? Estas y otras cuestiones se abordarán en la charla que tendrá lugar esta tarde.

El futuro de las pensiones en España no está escrito. Los economistas lo único que pretenden es analizar los datos económicos pasados y presentes, usar predicciones de variables a futuro y aun así les resulta difícil acertar a décadas vista, y llegar a conclusiones.

Concentración de jubilados y pensionistas de Guareña.
Concentración de jubilados y pensionistas de Guareña. / Pedro Fernández.

El número de pensiones que se cobran en España es de más de 10 millones de pensiones, exactamente 10.673.654 pensiones. Desglosando el total de pensiones, resulta con datos a marzo de 2018 se computaron 9.583.617 pensiones contributivas (con una pensión media de 933,57 euros), 454.559 pensiones no contributivas y 635.478 pensiones de clases pasivas.

Hay pensionistas que cobran más de un tipo de pensión, lo que implica que el número de beneficiarios de las pensiones sea algo menor al número de pensiones en vigor. Así en febrero de 2018 había 8.699.056 pensionistas que cobran alguna pensión contributiva. Si tenemos en cuenta que en este mismo mes teníamos 18.363.514 de afiliados a la Seguridad Social, podemos concluir que por cada pensionista contributivo hay 2,11 cotizantes en activo.

Un indicador del futuro de las pensiones es sin duda el importe del gasto total que hay que destinar a pagar las pensiones. En 2017 se presupuestaron 136.646,72 millones de euros al pago de pensiones, lo que representa más del 39% del total de gastos. Si tenemos en cuenta el pago de intereses por la deuda púbica, de 32.171 millones de euros, el total comprometido en 2017 del que el Gobierno no puede disponer es de un 48,38%. Casi la mitad de lo presupuestado. Por si fuera poco, el país está en mínimos históricos de tipos de interés. Teniendo en cuenta un endeudamiento cercano al 100% del PIB, por cada 100 puntos básicos que suban los intereses que pagan los ciudadanos por la deuda pública (un 1% más de intereses), el pago de intereses anuales de la deuda pública subirá en unos 10.000 millones adicionales.

En cuanto al déficit anual de las pensiones en 2017, la diferencia entre los ingresos por cotizaciones sociales y los pagos a pensionistas, se sitúo en cerca de 18.800 millones. Y el déficit no parece que vaya a reducirse en los próximos años.

Futuro de las pensiones

En un sistema de reparto como el de España, con los ingresos por cotizaciones sociales de los trabajadores por cuenta propia y ajena se pagan las pensiones de los jubilados del momento. No se cobra menos de la nómina para pagar las pensiones futuras, se cotiza para pagar a los que ya se han jubilado.

Los economistas analizan la relación entre las pensiones que se pagan y los sueldos que se cobran. Si se sale de la crisis en base a una devaluación salarial, en el mismo momento que las personas con derecho a pensiones más alta se jubilan, dicen que resulta menos base de ingresos y más de gastos. El crecimiento del PIB a priori mejora los ingresos de la Seguridad Social, «siempre que la riqueza se reparta en el componente salarios».

Mejorando la economía de nuestro país, además de potenciando una educación de mucha mayor calidad y capacidad de adaptación a un futuro cambiante, «se mejora la sostenibilidad del sistema de pensiones», confirman algunos economistas. La robotización generalizada del futuro reciente generará cambios que a día de hoy los economistas no lo tienen claro. Si acaba expulsando más mano de obra que la que genera, puede ser un factor negativo más para el sistema de pensiones.

Natalidad y esperanza de vida. Si cada vez nacen menos hijos y se jubila más gente con, por suerte, mayores esperanzas de vida, «el equilibrio de las pensiones puede verse comprometido». La llegada de nuevos trabajadores de fuera es una de las soluciones que señalan los expertos, así como la mayor y mejor incorporación de las mujeres al mercado laboral y el aumento de la natalidad en España.

El futuro de las pensiones sigue siendo un enigma.

 

Fotos

Vídeos