Alumnos de la escuela municipal de teatro de Guareña piden que nadie se quede fuera. / Cedida

CULTURA

Alumnos de la escuela municipal de teatro piden se contraten más monitores para que «nadie quede fuera»

Se manifestaron el pasado viernes 17 y mañana vuelven a concentrarse en la plaza de España, a las 20.30 horas, porque están disconformes con los criterios de selección para matricularse en la escuela. El Ayuntamiento convoca 120 plazas.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

«¡Que nadie se quede fuera! ¡Aquí cabemos todos!». Es lo que reclaman los alumnos y padres de la escuela municipal de teatro de Guareña, tras los criterios de selección anunciados por el Ayuntamiento de Guareña para matricularse en dicha escuela.

El Ayuntamiento de Guareña, a través de sus concejalías de Cultura e Igualdad, informaron de la apertura del plazo de preinscripción en la escuela municipal de teatro con 120 plazas que se ofertan para este curso, y que el plazo acaba precisamente mañana viernes 24 de septiembre. Ambas delegaciones municipales han fijado nuevos objetivos de la misma, como «cumplir con la inclusividad y la igualdad de oportunidades de acceso a dicha escuela, a excepción de las personas con discapacidad o personas mayores de 65 años, que serán preferentes en la inscripción, por lo que a su vez se fija como objetivo facilitar en igualdad de condiciones, el acceso a la formación artística», según el comunicado que se recoge en la página web municipal.

Pero los alumnos y padres de esta escuela municipal de teatro de Guareña, están disconformes con estos criterios de selección para matricularse en la misma. Unos criterios que son «completamente diferentes a los de otros años y que condicionan la formación continua de los antiguos alumnos, puesto que podrían quedar fuera de la escuela», expresa el manifiesto que han lanzado a las redes sociales.

Momento de la concentración por parte de alumnos y padres de menores de la escuela municipal de teatro de Guareña. / Cedida

La primera concentración de alumnos y padres se produjo el pasado viernes, a las 20.30 horas en la plaza de España. El objetivo que plantearon los manifestantes es que todo el que quiera entrar en la escuela municipal de teatro de Guareña «pueda hacerlo, tanto los antiguos alumnos como los nuevos que quieran apuntarse». Y para ello, dicen, el Ayuntamiento «debería tomar las medidas adecuadas».

Para mañana viernes 24, a las 20.30 horas, está convocada la segunda concentración. Recuerdan los padres y alumnos que la escuela de teatro municipal destaca por la calidad en su trabajo, «que se debe a una formación y a un aprendizaje continuo».

Señalan que el criterio de selección planteado este año por el ayuntamiento de Guareña supone «no valorar el trabajo realizado previamente tanto por la profesora como por los alumnos que, año tras año, se esfuerzan por mejorar voluntariamente». Precisamente, eso ha permitido el reconocimiento de la escuela de teatro de Guareña con las numerosas distinciones que ha recibido y en las que también se ha visto involucrado el Ayuntamiento de Guareña.

La repercusión de los criterios actuales que refleja la convocatoria de la preinscripción de alumnos para el curso 2020/2021, anunciadas por el ayuntamiento de Guareña, podría llevar a que los menores que ya están dentro de la escuela de teatro «se pudieran quedar fuera», cuando para ellos el teatro es una de sus actividades preferentes. Y llevan dos años esperando al inicio de las clases, debido a la pandemia.

Tanto para ellos como para el resto de grupos, la actual selección de alumnos significaría «romper la continuidad entre sus componentes». Además, incluso la preparación de las obras que se están montando, dicen, sufrirían las consecuencias, ya que son trabajos «muy cuidados» en los que, en numerosas ocasiones se emplean dos cursos.

Exponen que habiendo más personas con la titulación y la experiencia adecuada, se plantee el consistorio municipal la posibilidad de ampliar y potenciar la escuela municipal de teatro de Guareña, «contratando más monitores, en lugar de quedar alumnos fuera».