Escenario de la Casa de la Cultura de Guareña. / PF

CASA DE LA CULTURA

Una avería de la bomba de aire acondicionado desmereció la función de 'El hueso de la aceituna'

Pese a ello, el grupo 'Adelante' de la Escuela Municipal de Teatro brilló en su representación. Al ser domingo no pudo arreglarse la avería. El público salió malhumorado. A día de hoy todo funciona con normalidad

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

«Pasamos un calor sofocante… Vergonzoso, un suspenso como una catedral», comentarios que surgieron por la red el pasado lunes 13, con motivo de que no funcionara el aire acondicionado en el salón de actos de la Casa de la Cultura con la representación que tuvo lugar el domingo 12 por el grupo 'Adelante' de la Escuela Municipal de Teatro de Guareña (EMTG), con la representación ' El hueso de la aceituna', que dirigió Eva Romero.

El concejal de cultura, José Luis Álvarez, no tenía conocimiento del asunto de la avería, así lo manifiesta a esta redacción, «yo estaba fuera de Guareña y no sabía nada«.

La obra de teatro se representó a partir de las 20.00 horas, ' El hueso de la aceituna', de Jesús Domínguez. La obra es un drama humano. Se trata de la historia que se concreta en un encierro, con condiciones laborables precarias, fiel reflejo de una sociedad injusta. El detonante fue el anuncio del cierre de una empresa, de una almazara de aceitunas en el año 1979. Una huelga de tres meses y medio reivindicando en aquel momento la protección laboral con el primer convenio de los trabajadores después de la dictadura.

El salón de actos de la Casa de la Cultura se llena de público, «el calor era insoportable», manifiestan algunos espectadores. Y es que todo se puso mal. Ola de calor, el salón de la casa lleno de público y el aire acondicionado que no funciona, lo que hizo deslucir el estreno de la obra, pese al brillante trabajo del grupo de teatro que dirigió Eva Romero, compuesto por 14 mujeres.

La gente al salir de la obra el pasado domingo no entendía lo ocurrido y salió malhumorada. Y es que ha habido un « sobrecalentamiento de la bomba de enfriar el aire y no funcionó el aire acondicionado«, según explicó a HOY Guareña el concejal de cultura José Luis Álvarez. Desde el lunes 13 ya está arreglada la avería, dijo.

En cuanto a una de las barras del escenario, que se encontraba partida «por el mal uso», dice Álvarez que desde el jueves se encontraba «curvada, pero no partida», consecuencia de « un descuido«, apuntó.

Problemas puntuales los ocurridos «que tratamos de solucionar entre todos«, concluye su información el edil de cultura a este medio.