Los vecinos comprueban la sombra que dan los toldos en la calle Grande. / PF

El ayuntamiento crea sombra en la calle Grande

Instala 27 toldos en forma triangular y en 30 metros de la vía principal del pueblo, como prueba piloto para evaluar beneficios y observar posibles mejoras

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Guareña se convirtió ayer en un municipio mas con sombra, aunque solo sea con 30 metros, tras haberse instalado en la calle Grande toldos de tela, con el objetivo de facilitar el acceso de los vecinos de forma cómoda a los comercios, bancos, bar y tiendas de la zona.

La primera Teniente de Alcalde, Josefa Ruiz, solo puede avanzar que es una prueba piloto que el ayuntamiento quiere evaluar beneficios y demás detalles con la instalación de estos toldos, que ya se ven dando sombra casi a la mitad de la calle Grande, «también para observar posibles mejoras«, apunta.

Señala Ruiz que si todo resulta, la idea será ir contando con más toldos en más tramos.

Panorámica de la calle Grande y de cómo quedan los toldos que ya dan sombras. Foto Ayuntamiento

En esta semana han comenzado los trabajos para la instalación de toldos en el primer tramo de la calle Grande de Guareña. Estas actuaciones han consistido en la colocación de unos 30 metros lineales de un toldo compuesto de 27 formas triangulares de tela, con lo que el resultado ha sido de crear sombra en la calle Grande.

Cuando los pronósticos son de que vuelven las temperaturas altas y que a determinadas horas del día en determinados puntos de España, la sombra cotiza al alza, en un punto de este país, Guareña, le llegó el momento de tirar de toldos.

Otro ángulo de la calle Grande sombreada. / PF

Los toldos para dar sombra es una tendencia en muchos pueblos de España. El calor está aumentando año tras año, lo que hace invitar a las autoridades y vecinos crear cualquier tipo de toldo para las calles. En Guareña, ha sido el ayuntamiento quien ha llevado la iniciativa piloto para probar qué tal resulta.

Así que Guareña ya disfruta de toldos y de sombra aunque sea en un trocito de la calle Grande.

Las redes sociales mostraban ayer sábado 30 de julio imágenes llamativas y atrayentes con los toldos colgando en la calle Grande de Guareña, mientras que en otras calles todavía sufren las consecuencias de no tener sombras.

Los vecinos agradecen la sombra. / PF

La vía principal del pueblo, la más céntrica, luce toldos de tela para hacer más llevaderos los paseos por el centro de la ciudad en este caluroso verano. No tienen mucha decoración, ni contienen imágenes. Son lonetas lisas de color beige, lo cual no pueden convertirse en escaparates patrimoniales. Protegen de la luz solar, actuación que ha sido muy bien recibida por los vecinos, aunque reconocen que tarde.

De momento son sólo 27 piezas de color beige, nueve filas de tres toldos cada una, ubicados en un tramo de treinta metros, pero lo poco se nota para bien y los vecinos lo agradecen cuando van a los bancos, tiendas, y un bar de la calle Grande. Todo apunta a que el consistorio siga instalando más toldos.