El Fútbol Sala Guareña se ahogó en Zahínos

Formación con jugadores, técnicos y presidente en el pabellón de Zahínos./Cedida
Formación con jugadores, técnicos y presidente en el pabellón de Zahínos. / Cedida

El equipo guareñense perdió 8-2 en una pista peligrosa por los charcos de agua, no se adaptó a la cancha, sobre todo en la primera mitad (5-0), porque en la segunda parte perdió 3-2 pese a contar con más ocasiones de gol que su adversario.

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Localizado al suroeste de la provincia de Badajoz, muy cercano a la raya con Portugal y del límite de Huelva, cruzando el curso del Godolid se llega a Zahínos. Hasta aquí se presentaron la expedición del Fútbol Sala Guareña, recorriendo ida y vuelta 250 kilómetros (itinerario por Oliva de Mérida).

Jugadores, técnicos y directivos se presentaron en Zahínos a las 6 de la tarde con toda la ilusión del mundo para jugar un partido de fútbol sala después del parón navideño.

Momento del juego en el pabellón de Zahínos.
Momento del juego en el pabellón de Zahínos. / Cedida

Al llegar a la instalación deportiva del pabellón de esta población, la pista «parecía más una piscina que una cancha para jugar al fútbol sala», según manifiesta el presidente de la entidad Luis Manuel Gutiérrez Orozco. «El agua estaba presente en todo los puntos de la pista», con lo que el árbitro a los dos minutos de empezar el partido lo quiso suspender por miedo a lesiones, según cuenta Gutiérrez. Pero los de Guareña se negaron a que lo suspendiera debido a un viaje tan largo y no tener posibilidades de volver a jugarlo. Con paños se quitó algo de agua y se acordó que el árbitro decidiera que el balón rodara por la pista llena de charcos de agua, pero menos que al principio.

En la primera parte al Guareña «nos tocó defender donde más mojada estaba la pista y era casi imposible permanecer en pie», según declaraciones del entrenador Cristian Gutiérrez, quien añadió que los zahineros «estaban acostumbrados a su pista y nos superaban por todos lados», lo que originó un 5-0 en la primera parte que ahogó a los guareñenses tanto por goles como por agua.

Pero la fiesta iba a seguir en la segunda parte tras dos apagones eléctricos que quedó el pabellón completamente a oscuras. A los cinco minutos se reanudó el fluido eléctrico y el partido continuó con mejor color para el Guareña que consiguió dos goles de Pichín y Javi. Pese a marcar tres goles el Zahínos los visitantes jugaron mejor que en la primera mitad y dispusieron de más ocasiones que su rival. Al final 8-2 y lo más destacado sin lesiones, según cuentan tanto el presidente como el entrenador del Guareña Fútbol Sala.

El próximo rival 'Camino a la vida' colíder de la clasificación el sábado 23 de febrero en el pabellón La Encina, de Guareña.