Santa Ana acogió los actos centrales del centenario El miajón de los castúos en Guadalcanal. / Pedro Fernández

CULTURA

Guadalcanal vivió una jornada intensa de actos en recuerdo a Luis Chamizo

La localidad sevillana conmemora dos centenarios: cien años de la primera visita de Chamizo a Guadalcanal y la primera publicación de su mejor obra, El miajón de los castúos

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Guadalcanal lució el pasado sábado con actos en recuerdo a Luis Chamizo. La localidad sevillana se vistió de luces para organizar la conmemoración de dos centenarios: cien años de la primera visita de Chamizo a Guadalcanal y la primera publicación de su mejor obra, El miajón de los castúos.

La corporación municipal de Guadalcanal (municipio de la Sierra Norte de la provincia de Sevilla, encuadrado en el partido judicial de Cazalla de la Sierra; con una superficie 274,97 km2, con 2.608 hab., según el censo de 2020), con su alcalde Manuel Casaus al frente, recibió a los invitados en la plaza de España. El concejal de cultura, Ignacio Gómez, era el mecenas coordinador de los actos organizados por el ayuntamiento.

Delegaciones de políticos de Gudalcanal y Guareña. / Cedida

Invitados los alcaldes de pueblos de la zona y el de Guareña, Abel González, que vino acompañado de los concejales José Luis Álvarez y José Antonio García, además de una representación de la asociación cultural Luis Chamizo integrada en la Comisión El miajón de los castúos del Ayuntamiento de Guareña.

La mañana era muy calurosa. Las previsiones apuntaban que el sábado 14 de agosto sería el día más caluroso de la prevista ola de calor. Pero nada frenó las actividades organizadas en Guadalcanal.

Comenzó la visita andando a la Plaza de Abastos, actual mercado y antigua iglesia de San Sebastián que fue desacralizada y convertida en Mercado con sus puestos de pescados, carnes y frutas, un lugar que desprende hechizo con sus paredes y bóvedas cargadas de historia. Sobre sus paredes y al fondo de la misma se exponían centenares de dibujos que habían realizado los niños de Guadalcanal, inspirándose en poemas de Luis Chamizo.

La Comisión El miajón de los castúos de Guareña con políticos de Gudalcanal, delegada de Andalucía. / cedida

A continuación, los anfitriones e invitados se dirigieron a la Casa de la Cultura para visitar las exposiciones de fotografías de la familia Chamizo-Cordo y las esculturas en madera de nogal de Pedro Monago. En la primera figuran imágenes de las hijas del poeta, su mujer Virtudes, resto de familiares en diferentes puntos del término municipal de Guadalcanal, incluyendo la propia población. Y en la segunda, bajo el título de 'Versos de nogal' se exponen las tallas representando cada una de ellas a un poema de El miajón de los castúos. Así se pudo ver y tocar Compuerta, El Chiriveje, La nacencia, Consejo del tío Perico… También figuraba en la sala la mesa donde trabajó Luis Chamizo cuando se desplazaba a la finca El Burgalés.

Después marcharon a la iglesia de San Ana, actualmente Centro de Interpretación y Recursos de Sierra Morena 'Santa Ana'. Es un edificio que se edificó aprovechando gran parte de la mezquita que existía anterior a la conquista de Guadalcanal por la Orden de Santiago. Es considerada la más antigua de este blanco pueblo, ya que fue bendecida como iglesia cristiana por el obispo de Coria, Jaime Sanguineto, que venía acompañando al Maestre Don Rodrigo de Iñiguez, en abril de 1241. Así lo dice Fray Andrés de Guadalupe y lo confirman los libros existentes en la parroquia guadalcanalense.

Exposición de esculturas de madera de Pedro Monago. / cedida

Pues bien, en este lugar se centraron los actos finalmente. Ignacio Gómez coordinó todas las intervenciones que se sucedieron. Tomaron posiciones en «el altar», los alcaldes Manuel Casaus y Abel González, flanqueando a Ana Goa Ana González Pinto, delegada de Igualdad del gobierno andaluz. Por detrás estaban los nietos del poeta, Luis Chamizo Díez, María Victoria Díez Chamizo y Marisol Zelaya Chamizo. Al otro lado y de frente a aquellos, el quinteto musical de clarinetes ' Clarándalus' que ofrecieron un anticipo a su concierto ' Música castúa para un centenario' que tendrá lugar el 30 de octubre. Interpretó piezas populares extremeñas a lo largo del acto.

Ya en la platea, primera fila los alcaldes de los pueblos de Fuente del Arco, Valverde de Llerena y Ahillones. A continuación concejales de Guareña, asociación cultural Luis Chamizo, colaboradores, poetas, y resto de invitados hasta completarse el aforo.

Otra imagen de familia, de izda. a drcha.: Luis Chamizo, María Victoria Díez, Ignacio Gómez, Abel González, Ana González, Manuel Casaus y Marisol Zelaya. / pedro fernández

Manuel Casaus fue el primero en intervenir dando la bienvenida y agradeciendo la presencia de todos los presentes. Aludió a dos comentarios, « justicia con Luis Chamizo y lazos estrechos con Guareña«, lo que servirá este contacto »de abono para seguir estrechando lazos entre los dos pueblos«. La delegada Ana González felicitó a Guadalcanal en nombre de la Junta de Andalucía. Abel González agradeció la acogida a Guadalcanal y refirió «la dureza» del mundo rural y el aguante de los pueblos en estos tiempos difíciles. También agradeció a Luis Chamizo el haber unido a Guareña con Guadalcanal.

Despacho de Luis Chamizo. / PF

Marisol Zelaya hizo un repaso por la vida de su abuelo Luis Chamizo y el esfuerzo que éste hizo por mantener a su familia y transmitir sus ondas querencias a su tierra a través de la literatura. Destacó los extremeñismos utilizados por su abuelo y acogidos por la RAE. Refirió a la obra de Chamizo publicada y a la que está inédita; agradeció a las instituciones por la colaboración y por las publicaciones que pronto verán la luz en un libro de su madre, María Luisa Chamizo, que comenzó en vida y que ahora, su hija, quiere publicarlo. Se emocionó y recibió los mayores aplausos del acto. Seguida a su intervención, subió al estrado su prima María Victoria Díez, quien también agradeció a los organizadores por «los magníficos actos» que estaban celebrando en pro de su abuelo. Relató recuerdos de su infancia y adolescencia por las calles, fincas de La Gastana y el Burgalés, y las ferias de Guadalcanal que con «tanto cariño viví». Al mismo tiempo confesó María Victoria, «frustración» por no haber conocido a su abuelo Luis Chamizo, al que tanto admira. También su hermano Luis, quien contó que alteró el curso de sus apellidos para que mantuviera la descendencia con el primer apellido «Chamizo», tras perderlo las cinco hijas que tuvo el poeta.

El ayuntamiento editó un libro con 256 páginas ' Luis Chamizo, el año del centenario' (Guareña-Guadalcanal) con artículos del presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno; el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández; los presidentes de las diputaciones de Sevilla y Badajoz, Fernando Rodríguez y Miguel Ángel Gallardo, respectivamente; los alcaldes ya referidos de Guadalcanal y Guareña; y numerosas firmas aludiendo al poeta de El miajón de los castúos.

Finalizó el acto con lecturas de relatos y poesías, a destacar la declamación en castúo del poema ' Compuerta', por José Carlos Risco Chamizo, que también recibió grandes aplausos.