Luis Manuel en su habitación bien arropado entre camisetas y bufandas de todos los colores. / cedida

EXPOSICIÓN

Una habitación de bandera

Luis Manuel Gutiérrez Orozco reúne más de 300 banderas en su habitación, entre banderolas, bufandas, camisetas, recuerdos de equipos de todos los colores. Decide organizar una exposición para que los guareñenses visiten todo lo que ha reunido durante 25 años

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

El vecino Luis Manuel Gutiérrez Orozco es muy aficionado al mundo del balón. Madridista hasta la médula porque su querido padre Juan Antonio (fallecido hace un año), acérrimo del Real Madrid, así le inculcó la afición a todos sus hijos: Juan, Luis Manuel, Pamela y Cristian. Pues bien, Luis Manuel, tiene una gran colección de banderas y bufandas en su habitación de muchos colores, de muchos equipos. Es una habitación de bandera por reunir más de 300.

Tiene 37 años. Vive en la calle Santa María, número 1, 2º B, en Guareña. Es hijo de Juan Antonio y Mariana. Él es el segundo de cuatro hermanos. Y todos del Real Madrid. Tiene un hijo de cuatro años, Juan. Luis Manuel es muy aficionado no sólo al fútbol, sino al tenis, baloncesto y fútbol sala, principalmente.

Luis Manuel espera que mucha gente vea su exposición en Guareña y en pueblos de la comarca. / PF

Con tanta vestimenta y ropajes deportivos reunida ha organizado exponerla el viernes 4 de febrero en la Casa de la Cultura de Guareña, durante 15 días, con lo cual será del 4 al 18 del mes que viene. «Tenía en mente hace muchos años mostrar a la gente todo lo que he reunido durante 25 años», declara Luis Manuel a HOY Guareña.

La primera indumentaria que llegó a sus manos fue la camiseta del Real Madrid que «mi padre me regaló». Dice que el mayor momento de éxtasis que sintió fue cuando el cabezazo de Sergio Ramos marcó en la final de Champions en Lisboa (24 mayo 2014), en tiempo de descuento.

Conserva, y así lo mostrará en la sala de exposiciones del Centro Cultural guareñense, camisetas de distintos equipos de España, tales como Real Madrid, Sevilla, Barcelona, Atlético de Madrid, Real Sociedad, Athletic de Bilbao, Español, Villareal, Betis, Valencia, Málaga, Coruña, Zaragoza, y las extremeñas del Mérida (cuando subió a Primera en la temporada 93/94), Extremadura de Almendralejo, Badajoz, Cáceres, Villanovense y, cómo no, la del Guareña. Así como de las peñas deportivas de Guareña, la atlética, madridista, barcelonista y valencianista.

Camisetas de todos los colores y equipos sobre su cama. / cedida

También expondrá las camisetas de las selecciones nacionales de España, Brasil, Italia, Inglaterra, Irlanda del Norte, Portugal, Argentina, Alemania y Colombia. «No vendo ninguna, si acaso tengo repetidas, las cambio», declara este aficionado que vive con ilusión la exposición que está organizando. «Habrá un balón de la décima Champions conseguida por el Madrid en Lisboa«, adelanta Gutiérrez.

No solo de camisetas se arropa Luis Manuel, sino de bufandas de todos los colores, banderas multicolores, también llaveros, pines, prensa deportiva de 1946, gorras, y hasta entradas de grandes partidos para el recuerdo. Confiesa que su segundo equipo es el Mérida.

Luis Manuel está ilusionado con la exposición que montará para el próximo mes de febrero. / PF

Invitaciones

Desea invitar a todas las peñas de Guareña y demás colectivos del pueblo, «quiero que la vea todo el mundo», dice. De igual forma cualquier «ayuntamiento de la comarca que desee que muestre esta exposición, no tengo inconveniente exponerla en sus pueblos», así de claro lo desea y se muestra abierto Luis Manuel.

Agradece esta muestra que prepara a gente que le ayuda como son Pedro José Pascual y Francisco Quintana «Pata», éste exportero del Badajoz y del Guareña. Una exposición que organiza él y que colabora el Ayuntamiento de Guareña y el Gestor Cultural de la mancomunidad Guadiana.

« Esta exposición se la dedico a mi padre porque él empezó a recopilar cuanto tengo, me lo había inculcado de chico, y lo iba a exponer antes del covid, pero no pudo ser«, señala Luis Manuel, quien agradece al Ayuntamiento de Guareña por cederle las instalaciones municipales »a una de las pasiones que tengo«.