Borrar
Equipo organizador de las IIª Jornadas de Arqueo Rurales. PF
Jornadas de Arqueo Rurales permitieron que vecinos e investigadores sean comunidad patrimonial
CONCLUSIONES

Jornadas de Arqueo Rurales permitieron que vecinos e investigadores sean comunidad patrimonial

Las charlas y conferencias del 22 al 25 de mayo, no solo han servido para conocer diferentes proyectos y seguir aportando elementos que favorezcan los procesos de investigación, sino que un grupo de vecinos de la población caminen juntos al equipo de arqueólogos del yacimiento de Guareña

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 28 de mayo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras cuatro días de intensa actividad (del 22 al 25 de mayo), el pasado sábado finalizaron las II Jornadas de Arqueo Rurales 2024, un espacio donde se ha compartido aprendizajes y experiencia que forma parte del proyecto 'Tarteso en Comunidad', un proyecto financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el Ayuntamiento de Guareña, y el Instituto de Arqueología, Mérida (IAM-CSIC/Junta de Extremadura).

Este año las jornadas se han centrado en un tema clave para el trabajo entre comunidades y yacimientos arqueológicos o espacios patrimoniales: la Educación Patrimonial. Para ello, las jornadas se dividieron en dos ejes principales: Procesos de Generación de Conocimiento y Educación Patrimonial desde ámbitos Comunitarios; y Divulgación y Didáctica del Patrimonio desde los espacios Académicos y los Centros Educativos. Estos dos ejes permitieron, por un lado conocer diversas experiencias que nacían desde propuestas construidas desde lo que se conoce como comunidades patrimoniales, es decir, «desde proyectos que surgen de las vecinas y vecinos con un interés común en torno a los yacimientos arqueológicos o los espacios patrimoniales localizados en sus territorios»; y por otro lado, «conocer diferentes programas y acciones de educación patrimonial que surgen desde los centros educativos (escuelas, institutos y universidades)», según informa una de las arqueólogas del equipo organizador, Sabah Walid.

Ángel Mª Marra, del Instituto Geográfico Nacional, en un momento de la conferencia con la sala llena de público, muchos adolescentes del instituto.
Ángel Mª Marra, del Instituto Geográfico Nacional, en un momento de la conferencia con la sala llena de público, muchos adolescentes del instituto. PF

Se presentaron trabajos desde diferentes puntos de la geografía peninsular (Extremadura, Castilla y León, País Vasco, Andalucía, Asturias y Portugal), que estuvieron enmarcados por varias conferencias marco de la mano de Esther Maestre, quien presentó en la sesión inaugural el Nuevo Plan Nacional de Educación Patrimonial, de Beatriz Comendador (Universidad de Vigo), Noelia Barreales y Héctor Castrillejo (Universidad Rural Paulo Freire del Cerrato, Palencia), Oliva Rodríguez (Universidad de Sevilla) y Verónica Martín (Fundación Atapuerca, Burgos) y que condujeron los dos conversatorios o espacios en los que compartir inquietudes comunes en torno a varias cuestiones que se plantearon durante las diferentes conferencias: ¿quién decide qué es patrimonio?, ¿cómo evaluar los proyectos?, ¿la educación patrimonial puede llegar a cambiar un territorio?, ¿cómo trabajar junto a los medios de comunicación?, ¿qué se entiende por comunidades patrimoniales?, y ¿cómo encontrar espacios en los que la educación patrimonial, la social y la cultural, converjan?

Proyectos educativos

Junto a estas conferencias los organizadores contaron con la presentación de los proyectos educativos que se están desarrollando en la localidad de Guareña. Por una parte, cuentan con la presentación de la herramienta educativa desarrollada por el equipo educativo del Colegio Nuestra Señora de los Dolores, presentado por Prudencia López Pérez, en el que pudo conocerse «la experiencia de la implementación de estas herramientas con el alumnado de infantil que, además de acompañarnos nos hizo una demostración de una de las actividades», cuenta Sabah. Y, por otra parte, «contamos con los trabajos dentro del proyecto Tarsis Science» (Ciencia Ciudadana), proyecto desarrollado con alumnado de 4º de ESO del IES Eugenio Frutos, el equipo de Tarteso en Comunidad y de Construyendo Tarteso. En este caso, además de presentar el proyecto educativo, los alumnos presentaron «sus trabajos de investigación en los que establecieron la relación entre el Paisaje de Guareña en la época del yacimiento de Casas del Turuñuelo y este mismo paisaje en la actualidad», dijo Walid.

Gran Merienda-Cena Ritual en el Patio de la Igualdad de Guareña.
Gran Merienda-Cena Ritual en el Patio de la Igualdad de Guareña. PF

Todo esto, añadió, estuvo acompañado de la comunidad patrimonial que se está creando en torno al yacimiento de Casas del Turuñuelo. Así, se realizaron diferentes actividades que mostraron el gran trabajo que desde los vecinos de Guareña y el propio Ayuntamiento se están desarrollando. Disfrutaron de un «Paseo Patrimonial en el que conocimos diferentes edificios patrimoniales de la localidad» como la Iglesia de Santa María, el Teatro Victoria Esperanza o el Centro de Interpretación Tarteso. También hicieron una ruta «Viaje a las Casa con Corazón de Tierra», en la que visitaron una de las casas más antiguas de la localidad, «conocimos como esas casas se construían utilizando similares técnicas de construcción con tierra a las del propio yacimiento arqueológico, y acompañamos esta deriva con la lectura de poesía», explica Sabah. También hubo espacios para la fiesta en comunidad. Se organizó Iª Gran Merienda-Cena Ritual en el 'Patio de la Igualdad', en la que cada participante fue aportando diferentes platos elaborados exclusivamente con productos que «solo existían» en la época del Turuñuelo, y que finalizó con la presentación y proyección del documental 'Camino de Pastores'. «El éxito y la participación de la ciudadanía guareñense, ha impulsado que sigamos trabajando desde la gastronomía la relación con el yacimiento, por lo que entre vecinos y vecinas ya se está trabajando en la próxima edición», adelanta Walid.

Para finalizar este año de Arqueo Rurales los organizadores contaron con el colectivo sevillano 'TAPH-TAPH', con el que un grupo de 15 personas entre los ocho y los 18 años pudieron experimentar cómo se elaboran los adobes, «tanto de la arquitectura tradicional como en los propios yacimientos tartésicos».

Jornada de clausura en el Turuñuelo con un taller familiar de elaboración de adobes.
Jornada de clausura en el Turuñuelo con un taller familiar de elaboración de adobes. JUANJO PULIDO

Explica Sabah que las jornadas no solo han servido para conocer diferentes proyectos y seguir aportando elementos que favorezcan los procesos de investigación, sino que «nos han permitido conocer cómo una comunidad patrimonial, un grupo de vecinos y vecinas de Guareña caminan junto al equipo de investigadores del Turuñuelo, para crear nuevos relatos sobre el paisaje de su comarca«.

'Tarteso en Comunidad' y Arqueo Rurales «no sería posible», dice, sin el apoyo de la asociación de mujeres La nacencia, el IES Eugenio Frutos, el Colegio Nuestra Señora de los Dolores, la Escuela de Teatro de Guareña, el periódico Hoy de Guareña, toda la corporación del ayuntamiento, y los vecinos que a nivel personal «nos acompañan en este camino que esperamos seguir transitando todas juntas y al que os invitamos a participar».

Concluye Sabah Walid, en nombre del equipo organizador de las II jornadas de Arqueo Rurales, que durante estos días han permitido conocer a una comunidad patrimonial que «camina junta: vecinos e investigadores del Turuñuelo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios