Niños visitando la biblioteca municipal y el frigorífico de lecturas refrescantes. / cedida

CULTURA

Lecturas refrescantes en la biblioteca Eugenio Frutos

La actividad 'Refréscate Leyendo', consiste en localizar dentro de un frigorífico, en los diferentes productos que se encuentran en su interior, muchos títulos de libros para que sean retirados con el fin de leerlos en casa y que las vacaciones de verano sean más llevaderas

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

La Biblioteca Pública Municipal Eugenio Frutos, de Guareña, pone en marcha este verano la actividad ' Refréscate Leyendo'. El objetivo de la misma es que los lectores «se alivien de las altas temperaturas leyendo todo tipo de libros», según informan desde la biblioteca municipal.

La Eugenio Frutos, junto con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Guareña, ofrece este verano un sin fin de lecturas bajo la actividad ' Refréscate Leyendo', con la que se intenta que los usuarios «se alivien de las altas temperaturas leyendo todo tipo de libros», porque las vacaciones «dan para todo».

Una joven lectora elige obra literaria con el frigorífico abierto. / cedida

Entrar en la biblioteca y toparse con todo un frigorífico, abrirlo y mirar su interior, es encontrar todo tipo de productos frescos (leche, yogures, quesos, refrescos…) con título de libros. Elegir el que más pueda interesar, buscarlo en las estanterías de la biblioteca municipal y llevárselo a casa para disfrutar de una «lectura refrescante» en pleno verano.

Desde la biblioteca consideran que los meses de verano suelen ser calurosos y los libros «pueden hacer disminuir esos sofocos, siempre y cuando, te encuentres inmerso en una historia de aventura», como la que cuenta Manuel Alfonseca en su obra ' El agua de la vida', o una historia como la de Manuel Vicent, ' El cuerpo y las olas' «que contiene el fluido de la vida que uno ha visto pasar desde cualquier acera, a través de la ventanilla de un taxi, en la terraza de una cafetería o tumbado en el sofá y mirando al techo, o también estar sumergido en cualquier leyenda, como esas que nos describen el furor de las olas del mar rompiéndose salvajemente y burbujeando espuma en medio de una gran tormenta».

Un lector adulto elige obra dentro del congelador. / cedida

Todas esas historias y muchas más, los vecinos amantes de las lecturas pueden localizar en una suculenta nevera, preparada para la ocasión, que le llevará al lugar exacto donde podrá retirar el libro elegido para pasar horas leyendo.

En nota de la biblioteca Eugenio Frutos se dice que es tiempo de disfrutar del sol, de los amigos, de la arena de la playa, de los paseos, de los helados y por supuesto de la lectura. Por todo ello, se propone desde el frigorífico que está colocado en la sala central de la biblioteca, que no pasa desapercibido, que abra su puerta y elija la lectura favorita que encierra la fresca nevera.

Diferentes lectores

' Refréscate Leyendo', es una actividad preparada con esmero para diferentes tipos de lectores, por ello, presenta una cuidada selección de títulos para todos los gustos y edades: De 0 a 3 años, podrá encontrarse cuentos y revistas con todo tipo de actividades propias para los más pequeños; a partir de 4 años y hasta los 7, se podrá elegir cualquier cuento que tenga que ver con algún tema del verano, playa, río, viajes...; para los más jóvenes, desde 12-14 años en adelante, se cuenta con una perfecta selección de novelas de aventuras y viajes para pasar momentos inolvidables, esos que solo ofrece una buena lectura; y en cuanto a la elección de obras para el público adulto, se ha procurado incorporar a la nevera, lecturas que refresquen «no solo vuestros cuerpos, sobre todo vuestras mentes». «Libros que nos piden aislarnos del mundanal ruido, dejándonos momentos de reflexión, de relajación y simplemente que al termino de cualquier título que hayas elegido sientas curiosidad en volver a por otra obra», cuentan desde la biblioteca municipal.

Con esta iniciativa ' Refréscate Leyendo', se espera contribuir «al disfrute literario y presentar títulos que puedan ser del interés de los usuarios que se acerquen a la biblioteca municipal de Guareña».