Borrar
Ayuntamiento de Guareña. PF
El Pleno aprueba una subida del 95,64% para la basura
POLÍTICA

El Pleno aprueba una subida del 95,64% para la basura

Se deroga la ordenanza fiscal reguladora de la basura del ayuntamiento por la nueva ordenanza de servicios medioambientales de Promedio, con los votos socialistas y en contra PP y UPG

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 14 de agosto 2023, 11:47

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Pleno municipal aprobó en sesión extraordinaria de 9 de agosto, aprobar la aplicación de la tasa provincial de Promedio para la recogida de residuos, actualizar el Padrón municipal, firma autorizada del alcalde y aplicación de la nueva subida de basura de un 95,64% para «todas» viviendas de la población. La propuesta del gobierno socialista fue aprobada por PSOE y en contra PP y UPG.

Anteriormente la tasa municipal por la basura reunía once epígrafes (vivienda, cercones y solares, locales sin actividad, comercios y almacenes, profesionales y oficinas, industrias y garajes, cafeterías y bares, establecimientos, entidades, restaurantes y supermercados, y grandes superficies comerciales e industrias); y ahora con la ordenanza de Promedio se concentra en cuatro (viviendas habitadas y deshabitadas; naves, almacenes, y cocheras; locales comerciales, bares, bancos y oficinas; y locales industriales, hoteles, restaurantes, talleres, y casas rurales).

Según el BOP en la actualidad por vivienda se paga de basura 45 euros al año y ahora con la propuesta de la ordenanza de Promedio se pagaría 88,04 euros al año (43,04 euros más); los bares pagan actualmente 65 euros al año y ahora con la nueva ordenanza de Promedio pagarían 131,32 euros al año (66,32 euros más); sin embargo, los restaurantes y supermercados pagan en la actualidad 240 euros al año, y pagarían 170,29 euros al año (69,71 euros menos); así como las grandes superficies comerciales e industrias que pagan en la actualidad 300 euros al año, y pagarían 170,29 euros al año (129,71 euros menos).

Todos los grupos políticos coincidieron en que los servicios públicos hay que pagarlos, que la contaminación es un problema grave y que todos debemos dejar un mejor planeta que el recibido.

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Guareña en la Plaza de España. PF

La delegada de la comisión informativa correspondiente, Marisol Heras, informó que con el incremento de los servicios prestados con la recogida de los residuos «se ha incrementado el número de contenedores, los envases de plástico y cartón, vidrios…, unido a la subida de gasóleo, energía eléctrica, puestos laborales, así como una mejora del tratamiento de residuos». Añadió que Guareña «destaca por la recogida de residuos y por la recogida selectiva, y realiza una labor excepcional para dejar un mundo mejor a generaciones venideras».

El portavoz popular, Pedro Romero, calificó la subida de «tarifazo confiscatorio, que termina con la ordenanza fiscal municipal, que va a cubrir los 180.000 euros que aporta el ayuntamiento en la actualidad, dijo, conjuntamente con los 140.000 euros que aportan los vecinos». En total 320.000 euros que cuesta el servicio de basura y que «ahora van a soportar íntegramente los vecinos». Añadió Romero que la adhesión a las tarifas de Promedio supone que los vecinos mayores de 65 años, los parados de larga duración, mujeres desempleadas… «sin distinción, puesto que la tarifa de Promedio no distingue los colectivos más desfavorecidos van a pagar el doble» por la recogida de basura de sus viviendas. Expuso que las más de 3.000 viviendas del municipio van a pagar 180.000 euros más de lo que pagan en la actualidad, «estén cerradas o no», y que las empresas que «tiran más residuos» como los restaurantes y supermercados y las grandes superficies «van a pagar un 43% menos».

Propuesta PP

El PP propuso un incremento progresivo de la tarifa, que durante los cuatro años de legislatura se pague un 25% anual; y que el servicio de basura lo gestione el ayuntamiento de Guareña y los vecinos asuman los costes reales del mismo.

El portavoz de UPG, Ángel Gómez, cree que «no es bueno hacer un incremento del cien por cien, prácticamente». Dice que no se tiene en cuenta casas vacías que pagan igualmente, «es injusto, a parte que el servicio está muy deteriorado y no está bien atendido», y propuso que Promedio hiciera un planteamiento «de concienciación de los ciudadanos» sobre horarios de depositar la basura y determinados residuos «se echen y cómo se deben echar». Señala Gómez que los contenedores de cartones se están viendo «superllenos, no se recogen debidamente, o es que echamos mucho…»; por tanto, plantearle a la ciudadanía, dijo, un incremento del cien por cien «cuando se ven estas deficiencias puede ser poco prudente». En este sentido, se adhiere a la propuesta popular, «a pagar paulatinamente». Cree que se puede gestionar la basura directamente desde el propio ayuntamiento y asegura que 320.000 euros «no cuesta» retirar la basura de Guareña entre lavado de contenedores, retirada de la basura, canon de vertido a Villanueva de la Serena… «estoy seguro que está supervalorado, pero puede mejorar Promedio en este sentido».

La portavoz socialista, Marisol Heras, dijo que con la aplicación de la nueva ordenanza no sufraga los costes íntegramente del servicio, y detalló en qué consiste la tasa completa, en la que se refiere a la retirada de basura más papel, cartón, envases, muebles, recogida de aparatos eléctricos y electrónicos, pilas, baterías usadas… y lavados de contenedores. También informó Marisol que existe una subida generalizada en «todos los municipios», pero no solamente por los gastos, sino que por las «exigencias de las directrices europeas», añadió. Y con respecto al reciclaje, también influye en el coste del servicio, ya que «los costes de los servicios de las plantas de reciclaje supone el groso de los gastos de la prestación del servicio». Detalló la portavoz del gobierno que los costes del servicio está en unos 315.000 euros y la recaudación unos 138.000 euros, con lo cual el ayuntamiento tiene que asumir 177.000 euros que «se retrotraen» de otros servicios públicos. «Somos conscientes que los servicios públicos hay que pagarlos, pero que no supongan este detrimento de las arcas municipales que puede ser enfocado a otros servicios públicos que necesitan a lo mejor esa inyección y que puede ser fácilmente asumible». Informó Heras que hay 104 municipios en la provincia pacense que tienen aprobada la ordenanza de Promedio y tan solo hay 18 municipios con tasa propia, como Guareña, y la tendencia «es que todos se acojan a la ordenanza de la provincia de Badajoz», ayuntamientos de todos los signos políticos. Reconoció Marisol de llevar a cabo una labor pedagógica con los vecinos sobre el buen uso de los contenedores y el cumplimiento del horario «y se haga de la forma más eficiente».

Seguidamente, el Pleno aprobó la derogación de la ordenanza fiscal reguladora de la recogida de residuos sólidos y urbanos del ayuntamiento de Guareña con los votos favorables de PSOE y UPG y en contra PP, porque se acogerá a partir de ahora a la nueva ordenanza provincial de Promedio aprobada por el Pleno en el punto anterior.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios