Pensionistas y jubilados recogen firmas en la calle Don Diego López, de Guareña. / cedida

Recogida de firmas reivindicando pensiones dignas

La Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Guareña quieren enviar firmas al Congreso de los Diputados y piden que las pensiones sean un derecho constitucional y se incluyan en los presupuestos generales del Estado

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

La Plataforma de Jubilados y Pensionistas de Guareña, integrada en COESPE (Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones), instaló el 1 de junio una mesa informativa en la calle Don Diego López, de Guareña, para recogida de firmas y reparto de información reivindicando las pensiones «como un derecho constitucional y se incluyan en los presupuestos generales del Estado«, dice la plataforma local.

Reivindican además: restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años, jubilación anticipada sin penalizar con 40 o más años cotizados, y recuperación del subsidio para mayores de 52 años.

En cuanto a lo económico reclaman: pensión mínima de 1080 euros que garantice con dignidad la vida en relación a criterios de la Carta Social Europea, revalorización automática de las pensiones en relación al IPC real, y recuperación económica de lo perdido desde 2011.

Y en cuanto a lo social, piden: reducción hasta la desaparición de la brecha de género en las pensiones, pleno e inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia, eliminar todo tipo de copago y restablecer los derechos sanitarios, garantizar los suministros básicos (energía, agua y transporte), y Derechos Humanos (Derecho a la vida, a la libertad, al trabajo, Sanidad, vivienda, refugiados, extranjería, etc.).

Repartieron octavillas informativas sobre la «pérdida del poder adquisitivo de las pensiones» del año 2021, IPC 6,2% - Subida 2,5%, así como la «tabla reivindicativa legal, económica y social».

Al mismo tiempo recogieron decenas de firmas para elevarlas al Congreso de los Diputados, «para que den los pasos legislativos necesarios en defensa de nuestras reivindicaciones», dicen.

Informan que el primer día que instalaron la mesa «hemos recogido unas sesenta firmas y seguiremos recogiendo más en días sucesivos«.

Reivindican que los jubilados «son dueños absolutos de sus ingresos y con derechos totales por sus años de aportes y sacrificios. No somos mendigos». Sostienen que un jubilado «no es un gasto, es un trabajador que terminó su ciclo y debe disfrutar de una jubilación digna», concluye la nota enviada a esta redacción.