La Virgen del Carmen por la calle Estacada. / pf

RELIGIÓN

Salió la Virgen del Carmen por las calles de Guareña

Partió de San Gregorio acompañada por la Banda de cornetas y tambores de la Unión de Cofradías y regresó al mismo templo que custodia la imagen

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

La Cofradía de la Virgen del Carmen cumplió su tradicional procesión por las calles de Guareña en el día de su onomástica 16 de julio, conducida por el párroco Ismael Pastor.

La imagen que se custodia en la iglesia de San Gregorio, partió de este templo por su establecido recorrido procesional. La Virgen fue sacada por jóvenes fornidos con cuidado y precisión que su corona no tocara la verja enrejada que cierra su atrio porticado de triple arcada sostenido por columnas de capiteles visigóticos y granito enmarcadas en alfiz y una espadaña flanqueada por cornisamento con volutas barroca, obra del siglo XVIII.

Salida de la procesión desde San Gregorio. / pf

Y salió la Virgen recibida con aplausos. Las primeras voluntarias se agarraron a las andas para portar a la Reina de los Mares, Patrona de las Fuerzas Armadas, de la Policía y del Ejército. En Guareña se tiene gran devoción a la Virgen del Carmen.

La mayoría de cofrades son mujeres que portan el escapulario de la Virgen, consistente en una tira con una abertura por donde se mete la cabeza y que cuelga sobre el pecho y la espalda, pendiente de los hombros, y de color marrón.

Una señora recibe detrás de su reja una estampita de la Virgen del Carmen. / pf

Encabezaba la procesión de la Virgen del Carmen el Estandarte de la misma, seguido de la Banda de cornetas y tambores de la Unión de Cofradías de Guareña, a continuación nueve niños vestidos de primera comunión, promesas con velas encendidas, y la imagen portada por doce cofrades que llevaban horquillas para el cambio de turno.

Itinerario

La procesión partió por la calle San Gregorio hasta la primera travesía y coger la calle Estacada, travesía a la calle Nueva, Malfeitos, nuevamente por Estacada, Túnel, Pajares y entrada al templo de San Gregorio donde se custodia la imagen de la Virgen del Carmen.

Miguel Ángel Palacios orando en un altar ante la Virgen del Carmen. / pf

Durante el itinerario se repartieron estampitas de la imagen de la Virgen del Carmen para personas mayores e impedidas que recibieron «la visita» de la Reina del Carmelo, y a través de la reja de casa o la puerta se le entregaba la estampita por parte de la Cofradía.

También y durante el transcurso de la procesión se vieron macetas en las aceras que embellecían el paso de la Virgen. Del mismo modo se vieron muchos altares decorados para «recibir» a la Virgen del Carmen, donde paraba la comitiva, se decían rezos en medio de un altar ataviado con misales, candelabros y velas, atriles, paños de altar, imágenes de la Virgen, rosarios, reclinatorios, flores…

El diácono Miguel Ángel Palacios coordinaba las paradas en altares. El próximo 18 de septiembre será ordenado sacerdote en la iglesia de Santa María de Guareña y su primera misa la dirá en Miajadas, su pueblo natal. Se prevé que por el Cristo de las Aguas (14 de septiembre) luzca el campanario la bandera blanca en honor a Palacios.

La procesión entró en «El Santo» después de las once de la noche.