Ismael Pastor González. / Pedro Fernández

RELIGIÓN

Vuelve a Guareña el cura de la guitarra

El placentino Ismael Pastor tomó posesión el pasado domingo como nuevo párroco de Santa María-San Gregorio, en Guareña, tras la marcha de José Montesinos tres años en la localidad

Pedro Fernández
PEDRO FERNÁNDEZ

Tras el anuncio del Obispo de Plasencia J osé Luis Retana, el 9 de junio, sobre los nuevos nombramientos que se han producido en la diócesis que preside, el pasado domingo 26 de septiembre volvía a Guareña Ismael Pastor González, tras la marcha de José Montesinos Manglano, destinado de párroco a los pueblos de Deleitosa, Cabañas del Castillo, Jaraicejo y San José de Béjar.

Ismael Pastor fue ordenado sacerdote el 11 de octubre de 2008 en la localidad de Plasencia, designado por el obispo Amadeo Rodríguez para sustituir al cura José Luis Martín que se trasladó a Orellana la Vieja. Ismael sería entonces el nuevo sacerdote de Guareña que acompañó al que era actual párroco, Pedro Sánchez. Los dos atendieron las parroquias de Guareña, Manchita y Cristina.

El 18 de octubre de 2008, el vicario general de la diócesis, Francisco Rico, presentó ante la comunidad cristiana de Guareña a Ismael Pastor, y la primera impresión del joven sacerdote fue muy positiva, pues la acogida de la gente «ha sido muy afectuosa», y, sobre todo, resaltó que llega «con mucha ilusión y ganas de querer trabajar», manifestó en aquella ocasión Pastor.

Imagen de Ismael cuando estuvo anteriormente en Guareña. / PF

Cuando llevaba casi cinco años en Guareña, Ismael tenía 30 años. Es natural de Plasencia. Era Director del Secretariado Diocesano Pastoral de Infancia, y como otros sacerdotes que estudian licenciaturas, Biblia en Roma, Derecho Canónico en Salamanca; hizo Catequética en Madrid durante dos años «porque la idea del obispo es que los curas jóvenes estudiemos», así que se fue a estudiar dos años, más el tiempo necesario para la tesina, explicó Ismael a HOY en su día. Aclaró en 2013 que se iba, pero no se fue del todo, porque estuvo los fines de semana ayudando al cura Eugenio Albalate con los cuatro pueblos que llevaban, Guareña, Manchita, Cristina y Valdetorres. Es en este último pueblo donde vivía Ismael y era párroco de allí, además de Vicario parroquial de Guareña, y Eugenio Albalate párroco de esta población.

Ismael Pastor que estuvo entonces preparando un campamento de verano a nivel diocesano de edades poscomunión, conectaba bien con los niños, y declaró a HOY Guareña que la presencia de los niños en la iglesia estaba resultando poco a poco en aumento, «notamos que acuden más niños a misa, se ve una ligera progresión, los padres se van animando y son la referencia de los niños junto con los amigos», dijo a este medio hace ocho años.

Y ahora vuelve Ismael, más conocido entre los jóvenes de Guareña como « el cura de la guitarra«. Un cura joven que conectó bien con niños y jóvenes, y que todavía se acuerdan de él.

Este pasado domingo tomó posesión de la parroquia de Santa María-San Gregorio, de Guareña, después de cinco años en Hervás. Estuvo acompañado por el Vicario de la zona Sur de la diócesis de Plasencia, Eugenio Albalate, quien condujo la toma de posesión del Nuevo Ministerio en Guareña de Ismael Pastor. También estuvo Francisco Tapia, párroco de Santa Amalia, Antonio Cabrera, párroco de Medellín, y dos futuros diáconos que se van a ordenar este domingo 3 de octubre en Plasencia: Francisco José Parejo Andrada y Miguel Ángel Palacios Pino (este será miembro del equipo pastoral de la parroquia en Guareña, ayudando a Ismael).

Entrega de los lugares de la parroquia

En el ritual de la toma de posesión de Ismael, se le hizo entrega de los lugares simbólicos que acentúan la misión del párroco, como fue la lectura del nombramiento, la profesión de fe de Ismael Pastor, la entrega de la llave de la iglesia, pila de bautismo, confesionario, entrega de las campanas, se sentó en la nueva sede para asumir oficialmente el cargo de párroco, y besó el altar. Este ritual hizo que Ismael Pastor sea ya párroco de Santa María-San Gregorio de Guareña, además de Secretario Diocesano de Pastoral de Infancia y Catequesis por toda la diócesis de Plasencia.

El nuevo párroco viene con la misión de evangelizar, muy ilusionado, de volver y «conocer el pueblo».